zanahoria glaseada

Zanahorias Glaseadas con Miel y Jengibre

La receta de zanahorias glaseadas con miel y jengibre es una guarnición dulce, picante y llena de sabor. Las zanahorias baby se cuecen ligeramente en agua para ablandarlas y luego se glasean con una mezcla de mantequilla, miel y jengibre rallado. El resultado es una guarnición suave, ligeramente crujiente y llena de sabor. La miel agrega un toque dulce y caramelizado a las zanahorias, mientras que el jengibre fresco rallado agrega una pizca de especias y un toque de calidez. Esta guarnición es perfecta para acompañar cualquier plato principal, especialmente asados de carne o pollo.


Zanahorias Glaseadas con Miel y Jengibre

Zanahorias Glaseadas con Miel y Jengibre

5.0 de 1 Voto

Esta receta de Zanahorias Glaseadas con Miel y Jengibre es ideal para acompañar tus comidas o platos favoritos ya que su sabor dulce hara que tus comensales disfruten de algo diferente a una ensalada común.

Curso RecetaCocina GuarniciónDificultad Fácil
Cantidad

4

Porciones
Preparación

15

minutos
Cocción

15

minutos
Calorias

300

kcal

Ingredientes

  • 500 Gramos Zanahorias baby peladas
    1/4 taza de agua

  • 2 Cucharadas Mantequilla sin sal

  • 2 Cucharadas Miel

  • 2 Cucharadas Jengibre fresco rallado

  • 1 Pizca Sal y pimienta al gusto

  • 4 Hojas Menta o albahaca para decorar

Instrucciones

  • Coloca las zanahorias en una olla y cúbrelos con agua. Agrega sal y pon a hervir.
  • Cocina las zanahorias durante unos 8 minutos, hasta que estén tiernas pero aún crujientes. Escurre y reserva.
  • En una sartén grande, derrite la mantequilla a fuego medio. Añade la miel y el jengibre rallado. Cocina durante 1-2 minutos hasta que se mezclen bien los sabores.
  • Agrega las zanahorias a la sartén y revuelve para que se cubran con la mezcla de miel y jengibre.
  • Añade el agua y cocina durante unos 5 minutos más, revolviendo de vez en cuando, hasta que la salsa espese y las zanahorias estén bien glaseadas.
  • Agrega sal y pimienta al gusto. Sirve caliente y disfruta de esta deliciosa guarnición.

Notas

  • No tienes zanahoria baby? – Puedes hacer bastones y cocinarlos para que ablanden mas rapido
  • La zanahoria rallada siempre es una mejor opción.
Zanahorias Glaseadas
Zanahorias Glaseadas

Zanahorias glaseadas y el beneficio para la salud

Las zanahorias son una excelente fuente de vitaminas y minerales, especialmente vitamina A y potasio. La vitamina A es importante para la salud ocular y para mantener una piel saludable. El potasio es necesario para regular la presión arterial y mantener una función cardíaca saludable. Además, las zanahorias contienen antioxidantes que pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades crónicas como enfermedades del corazón y cáncer.

La miel también tiene propiedades antioxidantes y puede tener efectos antiinflamatorios en el cuerpo. También se ha demostrado que la miel ayuda a mejorar la digestión y puede ayudar a reducir la presión arterial.

El jengibre es conocido por su capacidad para reducir la inflamación y aliviar el dolor. También se ha demostrado que el jengibre mejora la digestión y puede reducir las náuseas y los mareos.

En resumen, esta guarnición de zanahorias glaseadas con miel y jengibre puede proporcionar beneficios para la salud, incluyendo una mejor digestión, una reducción de la inflamación y una mayor ingesta de antioxidantes.

Historia de Zanahorias Glaseadas con Miel y Jengibre

Las zanahorias glaseadas con miel y jengibre son un plato delicioso y aromático que combina el dulzor natural de las zanahorias con el sabor especiado del jengibre y la dulzura adicional de la miel. Aunque su historia específica puede ser difícil de rastrear, podemos explorar los orígenes de algunos de sus ingredientes principales.

  1. Zanahorias: Las zanahorias son originarias de Asia Central y se cultivan desde hace miles de años. A lo largo de la historia, se han consumido en una variedad de formas, tanto crudas como cocidas. Se han utilizado en muchas culturas culinarias debido a su versatilidad y su sabor dulce y terroso.
  2. Miel: La miel es uno de los alimentos más antiguos conocidos por el hombre. Ha sido utilizado por diversas culturas en todo el mundo desde tiempos prehistóricos, tanto como edulcorante como por sus presuntas propiedades medicinales. La miel se ha utilizado en la cocina de muchas maneras diferentes, desde aderezos para ensaladas hasta glaseados para carnes y verduras.
  3. Jengibre: El jengibre es una planta originaria del sudeste asiático que se ha utilizado tanto como especia como por sus propiedades medicinales durante miles de años. Se sabe que se ha utilizado en la cocina china, india y del sudeste asiático desde tiempos antiguos. Su sabor picante y ligeramente dulce lo convierte en un complemento perfecto para las zanahorias y la miel en este plato.

La combinación de estos ingredientes probablemente surgió de la experimentación culinaria y la búsqueda de sabores complementarios. La dulzura natural de las zanahorias se realza con la adición de miel, mientras que el jengibre agrega un toque de calidez y especias al plato. Juntos, crean una combinación deliciosa y aromática que es popular en muchas cocinas alrededor del mundo.

Gracias por ver nuestras recetas, te invitamos a que sigas visitando recetamos.com para recibir nuevas formas de cocinar en tu hogar. Para nosotros es un privilegio que seas parte de nuestros seguidores. Dios te bendiga.

Quiza te pueda gustar: Jugo arcoiris

Credito imagenes: Freepik

Un comentario

  1. Pingback: Recetamos - Wrap de pollo con vegetales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.