arrz pilaf

Arroz pilaf 1

Esta receta de Arroz pilaf es una deliciosa guarnición de arroz aromático cocido en caldo y sazonado con especias. Es fácil de preparar y se puede personalizar con ingredientes adicionales como vegetales y hierbas para añadir más sabor. Es el acompañamiento perfecto para una variedad de platos principales.


Arroz pilaf

Arroz pilaf

4.0 de 1 Voto

Esta receta de arroz pilaf es una deliciosa guarnición de arroz aromático que servira para acompañar cualquier plato en una reunion con amigos o incluso un una cena familiar.

Curso RecetaCocina GuarniciónDificultad Fácil
Cantidad

4

Porciones
Preparación

15

minutos
Cocción

20

minutos
Calorias

250

kcal

Ingredientes

  • 1 Taza Arroz basmati o arroz de grano largo

  • 2 Tazas Caldo de pollo o vegetales

  • 2 Cucharadas Mantequilla o aceite de oliva

  • 1 Und Cebolla pequeña, picada finamente

  • 2 Dientes Ajo picados

  • 1 Und Zanahoria, en cubitos pequeños

  • 1/4 Taza Guisantes congelados

  • 1 Pizca Sal y pimienta al gusto

  • Opcional: especias como comino, cúrcuma o canela para dar sabor

Instrucciones

  • Enjuaga el arroz con agua fría para eliminar el exceso de almidón.
  • En una cacerola grande, derrite la mantequilla o calienta el aceite de oliva a fuego medio. Agrega la cebolla picada y el ajo, y saltea hasta que estén suaves y fragantes.
  • Añade la zanahoria y los guisantes, y cocina por unos minutos hasta que estén tiernos.
  • Agrega el arroz y revuélvelo para que se cubra bien con la mantequilla o el aceite. Cocina durante 1-2 minutos.
  • Vierte el caldo de pollo o vegetales en la cacerola. Agrega sal, pimienta y especias al gusto. Lleva a ebullición.
  • Reduce el fuego a bajo, cubre la cacerola y cocina durante 15-20 minutos, o hasta que el arroz esté tierno y haya absorbido todo el líquido.
  • Retira la cacerola del fuego y deja reposar tapada durante 5 minutos.
  • Con un tenedor, esponja el arroz para separar los granos y mezclar los ingredientes adicionales.
  • Sirve el arroz pilaf caliente como guarnición para acompañar tus platos principales.
arroz pilaf
arroz pilaf

Arroz pilaf y los beneficios para la salud

El arroz pilaf, como guarnición a base de arroz, puede ofrecer algunos beneficios para la salud. Aquí tienes algunos de ellos:

  1. Fuente de energía: El arroz es una excelente fuente de carbohidratos complejos, que son la principal fuente de energía para el cuerpo. Proporciona la energía necesaria para llevar a cabo las actividades diarias.
  2. Bajo en grasa: El arroz pilaf generalmente contiene cantidades mínimas de grasa, lo que lo convierte en una opción más saludable en comparación con otros platos ricos en grasas saturadas.
  3. Bajo en sodio: Puedes controlar la cantidad de sal y sodio que agregas al arroz pilaf, lo que es beneficioso para las personas que necesitan reducir su ingesta de sodio debido a condiciones de salud como la hipertensión.
  4. Fibra dietética: Si se utiliza arroz integral en la receta, el arroz pilaf puede proporcionar una buena cantidad de fibra dietética. La fibra ayuda a mantener la salud digestiva, promueve la sensación de saciedad y contribuye al control del peso.
  5. Vitaminas y minerales: El arroz pilaf puede contener una variedad de vitaminas y minerales, dependiendo de los ingredientes utilizados. El arroz integral en particular es rico en vitaminas del complejo B, como la niacina y el ácido fólico, así como en minerales como el magnesio y el fósforo.

Recuerda que los beneficios para la salud pueden variar según los ingredientes adicionales y las porciones consumidas. Es importante equilibrar el arroz pilaf con otros alimentos nutritivos y mantener una dieta balanceada en general.

Historia del Arroz pilaf

El arroz pilaf es un plato de arroz muy antiguo que se originó en Asia Central y se ha extendido por muchas culturas culinarias en todo el mundo. La historia del arroz pilaf es rica y diversa, reflejando la influencia de las antiguas rutas comerciales y las migraciones humanas.

La palabra “pilaf” o “pilau” deriva del persa “pilāw”, que a su vez proviene del sánscrito “pulāka”, que significa “piloteado” o “cocido en agua”. Esta técnica de cocción implica dorar el arroz en aceite o mantequilla antes de agregar líquido y cocinarlo hasta que esté tierno, lo que produce un grano de arroz suelto y aromático.

Se cree que el arroz pilaf se originó en la región de Persia (ahora Irán) hace miles de años, y desde allí se difundió a otras partes de Asia y luego a Europa, África y el resto del mundo. Los comerciantes y conquistadores lo llevaron consigo en sus viajes y lo adaptaron a las diferentes culturas y disponibilidades de ingredientes.

El arroz pilaf es un plato versátil que puede ser preparado de muchas maneras diferentes según la región y los ingredientes disponibles. Se pueden añadir especias, hierbas, carne, verduras, frutos secos o frutas según el gusto personal o las tradiciones culinarias locales.

A lo largo de la historia, el arroz pilaf ha sido apreciado por su sabor delicioso, su textura ligera y esponjosa, y su facilidad de preparación. Es un acompañamiento popular para una amplia variedad de platos, desde carnes y aves hasta pescados y verduras, y se encuentra en las mesas de muchas culturas de todo el mundo. Su popularidad y versatilidad han contribuido a que se convierta en un plato fundamental en la cocina global.

Quiza te pueda gustar: Cheesecake de agraz

Credito imagenes: Freepik

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.